Hay momentos que se graban en la memoria para siempre, que logran al recordarlos, que el corazón palpite a mil, hoy quiero compartir los momentos especiales que no deseo olvidar

  • La prueba de embarazo y sus dos líneas, la emoción inmensa de aquel positivo.

  • La primera ecografía que tuvimos, donde nos confirmaban con el latir de su corazón que todo estaba bien (luego de una situación de riesgo).

  • Los primeros movimientos que sentí, tal como el aleteo de una mariposa en mi vientre

  • El saber que era una niña, la princesa de papá

  • La conexión con papá a través de sus movimientos dentro de mí.

 

¿Y para ti, cuáles fueron los momentos para nunca olvidar?