Crianza/Bebé

Dos años lactando

La OMS recomienda lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y continuar, con la introducción de alimentos, hasta mínimo los dos años; pero cuando seguimos amamantando, después del año de vida, se percibe un cierto rechazo de una parte de la sociedad, incluyendo del personal médico.

Mariana ha cumplido sus dos años hace pocos días, es una niña que con toda la independencia cada tarde, cuando llego a casa, me invita a sentarme para pedirme “tetis” y antes de dormir se que estará pidiendo eso que solo yo puedo darle.

En un día normal puede tomar tres o cuatro veces, pasar la noche pegada y un fin de semana la demanda será mayor, pero no todo fue así y se que no seguirá igual

Cuando las grietas y el dolor existen

Nunca pensé que tendríamos una lactancia tan duradera, en especial porque el incio fue difícil y doloroso, como les conté en esta entrada, los problemas de agarre, las grietas y el dolor los primeros días, no pensé en desistir porque no creía que otra leche pudiera alimentarla mejor que yo y además que no quería perderme el privilegio de tener ese par de ojitos clavados en mi cada toma.

La información fue la mejor arma para comprender que sin un acople perfecto, todos los intentos serian en vano y así después de mucho se dio, un buen agarre, se acabó el dolor, se fueron las grietas y los temores.

El regreso al trabajo

A los 5 meses debía retomar mi trabajo, antes de ellos me asesore e hice, con esfuerzo y dedicación, mi banco de leche, el que me ayudo a continuar con la lactancia de manera exclusiva hasta cumplir los 6 meses y continuar con la alimentación complementaria y la leche materna como su alimento principal, así como la OMS lo recomienda.

Durante 10 meses ininterrumpidamente extraje leche en mi lugar de trabajo, pero llego el momento en que considere que era suficiente, que mi cuerpo necesitaba un poco más de descanso y que mi labor maravillosa estaba siendo agotante para mí.

Ya con 15 meses Mariana se alimentaba perfectamente y ya habíamos introducido la leche de vaca así que con el dolor en mi alma, deje extractor, frascos y pilas de hielo en casa, sentí un duelo, en menor medida, como el que se ha de sentir con el destete.

Después del año y más allá

Mi hija me usa de chupón, me manipula y ya está muy grande para eso, siempre nos dicen lo mismo y es que “la leche ya no alimenta”;  me di cuenta que estamos rodeados de personas que saben todo de todo, saben de medicina, de derecho y hasta de niños, muchos de ellos ni hijos tienen.

Toda esta falta de información hace que muchas madres realicen un destete de manera abrupta, sin tener en cuenta que el destete debe ser respetuoso y de la manera menos traumática para  las dos partes.

Y es que lactar más allá del año tiene sus ventajas tanto para el bebé como para la madre, según la OMS  “A partir del primer año de lactancia, la cantidad de grasa en la leche aumenta con respecto a los primeros meses” y  “la duración de la lactancia materna también está implicada en un mejor desarrollo emocional y psicosocial del niño”; para la madre “A más tiempo total de lactancia, menor riesgo de diabetes tipo 2 , cáncer de mama, cáncer de ovario, hipertensión e infarto de miocardio”.

Derribando prejuicios

En Colombia es normal ver niños mamando en espacios públicos pero casi todos ellos menores de 1 año, poco a poco se ha promovido la lactancia como algo natural y se han derribado los prejuicios en torno a ella.

Se debe seguir creando conciencia que la lactancia es un acto de amor y que la leche materna a cualquier edad tiene gran aporte nutricional, evitando así que las mujeres sean rechazadas en instalaciones públicas o  privadas.

Mi hija toma teta en cualquier lugar y hemos sido objeto de miradas curiosas y hasta de rechazo porque los senos de la mujer se perciben como objetos sexuales y no como una fuente de alimento y consuelo y de un vínculo que a cada tetada crece.

No quiero hablar de destete porque aún no lo hemos pensado pero sé que ella me dará la pauta para comenzar con ello.

Espero me cuenten sus opiniones sobre la lactancia, sus experiencias y retroalimenten este artículo, las leo!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.