Crianza/Bebé,Padres

Nacimiento del primer hijo y la crisis de pareja

El nacimiento de un nuevo integrante de la familia surge un cambio radical en la vida de pareja, desde establecer nuevamente horarios hasta las responsabilidades y prioridades. El recién nacido  necesita atención de manera prioritaria las 24 horas del día y la madre es quien asume el rol de cuidadora principal, creando en el hogar un distanciamiento de la pareja.

Has oído como: “disfruten su matrimonio”, “no tengan hijos tan rápido”. “esperen un poco más para tener hijo” y es que tener un hijo nos puede llevar a una crisis de pareja porque nos cambia hasta la forma en que vemos a nuestra pareja.

El centro de atención es nuestro recién nacido y es que como no serlo si es nuestra razón de satisfacciones y alegrías, #MarianaRT es nuestro centro del universo fuente de nuestros mejores momentos porque con su llegada dejamos de ser una pareja, cabe resaltar que fuimos pareja muy poco tiempo, nos casamos ya esperando la llegada de nuestra chiquis, y nos convertimos en una familia.

¿El primer hijo es igual a una crisis de pareja?

Yo podría decir que no, si la pareja es consciente que el mundo como lo conocían no será igual de nuevo, que las largas noches sin dormir y que el cansancio será una constante en la nueva vida de padres, en nuestro caso vivimos situaciones complejas pero siempre encontré el apoyo que necesite en mi súper esposo, Jhon se convirtió en mi consorte perfecto en cada momento de la maternidad.

Que tener en cuenta para que la llegada del bebé no te encuentre fuera de base:

  • El bebé pasa a ser prioridad

El bebé es la nueva prioridad para los dos padres por igual, es donde el apoyo entre los dos, permite que tiempo sea administrado de la mejor manera y que no solo sea invertido en el cuidado del bebé, también se puede encontrar tiempo para dedicar a la relación de pareja.

  • Padre desplazado

El padre ya no recibe la misma atención de antes, es claro que las mujeres dedicamos mayor parte de nuestro tiempo a nuestro bebé, puede crear un distanciamiento con la pareja. Realizar las actividades cotidianas en pareja es una manera de fortalecer los lazos, apoyándose el uno en el otro y haciendo participe al nuevo padre en el cuidado del bebé.

Luego de regresar al trabajo el padre debe estar muy comprometido con las actividades del hogar, seguir siendo responsable y organizado para que la nueva rutina no sufra mayores modificaciones y se continúe afianzando la relación de pareja.

  • Cansancio extremo de mamá

La madre ha pasado por unas semanas agotadoras, las últimas del embarazo suelen ser extenuantes y el esfuerzo del trabajo de parto hace que sea más difícil la situación, si a esto le sumamos el nuevo rol de madre, las largas noches sin dormir, puede llevar a un distanciamiento entre ambos.

El dialogo es la mejor arma en contra de esta situación, la madre debe dejar de pensar en que es un super-woman y comprender que no es la perfección en llamado de la naturaleza para nosotras, puedes leer soy madre,  no perfecta, además de reconocer que se puede pedir apoyo, que las vivencias de la maternidad se pueden compartir y que no está mal pedir ayuda.

  • Relaciones sexuales

La falta de tiempo y de espacio, ya que muchas madres colechamos o compartimos cuarto,  hace que reanudar las relaciones sexuales sea más complicado de lo imaginado, lo que puede generar disminución de pasión y frustración en uno o en ambos miembros de la pareja.

La imaginación se hace importante en este momento  puede avivar la llama de la pasión de la pareja, se debe comprender que es necesario reanudar la vida sexual en pareja y que no solo la cama es una solución para ello.

¿Y si se vive una crisis de pareja después del primer hijo, que hacer?

El primer paso y el más importante como ante cualquier dificultad es aceptar que se está pasando por una crisis, es indispensable aceptar que algo no está funcionando bien y de esa manera empezar a buscar una solución y ponerla en práctica para superarla.

Luego de ello es importante encontrar el detonante de las discusiones y comenzar a buscar soluciones y así mismo darle importancia a la situación que se está viviendo y a la relación de pareja.

¿Y tu que cambios en tu relación de pareja viviste cuando llego tu primer hijo? Cuéntame

También puede gustarte...

15 Comentarios

  1. Sarah Myers dice:

    No he llegado a esta etapa de la vida pero es verdad, no había pensado que un hijo también podía afectar a la pareja de alguna forma, pero es bueno ser consciente de ello antes de pensar en tener hijos ya que nunca se sabe y ya estoy informada.

  2. Yo la verdad que me sorprendí a mi misma llevando genial lo de no dormir, y los cuidados del bebé en general, en cambio al papi le costó un poco más pero lo hablamos tranquilamente y nos apoyamos y genial; yo creo que es esencial hablar sino seguramente que hubiéramos tenido la crisis.

  3. Hola! Me ha encantado tu entrada, sin duda es muy útil y puede ayudar a muchas parejas ya que el nacimiento del primer hijo siempre es un cambio en nuestras vidas. Un saludo.

  4. Efectivamente el primer hijo puede ser una prueba de fuego para la relación de pareja. Pero únicamente cuando crear una família no sea una prioridad. Cuando se da el caso de crisis, entonces significa que alguno de los dos no estaba suficientemente maduro para ello. Y es que en nuestra sociedad algunas cosas estan idealizadas y muy lejos de la verdadera realidad. Tener un hijo no es como en las peliculas o las series. Y tenerlos, justamente te da un baño de realidad. Es bueno, aunque haya crisis. Así el que quiere crecer, crece, y el que no, se queda atrás

  5. Hola guapa
    Creo que con el cambio que supone tener un hijo, más aún si es el primero, es normal que surja una crisis, yo por ejemplo estaría cansadísima siempre seguro
    Como bien dices es esencial aceptar que tenemos una crisis y empezar a trabajar juntos para solucionarla
    Un besazo

  6. Más que crisis es un cambio de hábitos normal, con comunicación, amor y empatía todo se equilibra y se recoloca

  7. Lorena Molina dice:

    Hola. Tengo dos hijos y leyéndote tengo que darte la razón en todo lo que comentas. La llegada del primer hijo supone un gran cambio en la pareja y se necesita un período de adaptación. Las mujeres pasamos por etapas en el embarazo y parto que nos cambia hormonalmente y psicológicamente. Pero son problemillas que se pueden superar con compresión y paciencia. Tu entrada es muy útil! Saludos ☺️

    1. Carolina dice:

      Hola Lorena! gracias por leerme y tienes toda la razón con comprensión y paciencia se puede solucionar todo. Un abrazo

  8. Mi meta, tu salud. Carolina dice:

    ¡Hola!
    No he sido mami por el momento, pero sí he visto en algunas parejas cercanas a mí lo que nos comentas. Aunque cierto es que no por lo general y de así ser, no me he enterado, ni falta que hace porque creo que son temas muy personales.
    Desconozco por completo lo que debe ser tener un hijo, pero creo que en esa etapa los progenitores tienen que ir a la una, más que nunca y sobretodo, hablar, comunicarse, comprenderse el uno al otro para poder ir solucionando todo lo que vaya surgiendo en esta nueva vida. Porque sin duda debe ser un gran cambio.

  9. Hola guapa, pues nunca me lo habia planteado pero supongo que es normal que la llegada de un nuevo miembro hace que se tengan que satisfacer sus necesidades y que esto normalmente caiga en la madre, lo suyo es tener en cuenta que algo asi puede suceder! besos

  10. Susana López dice:

    Bueno, es un tema que me queda lejos y del que poco puedo opinar pero está muy bien conocer el punto de vista de alguien que lo haya vivido para estar advertida sobre ello. jeje

  11. Mey González dice:

    ¡Hola!
    La verdad que yo no tengo hijos así que no he pasado por esto, pero pienso que siempre es bueno estar preparado para todo y con tus consejos o lo que pláticas en tu post, me servirá para el futuro.
    Saludos

  12. Karen dice:

    Bueno desde mi punto de vista yo creo que si son momentos muy difíciles la vida de ambos cambia drásticamente y nuevas responsabilidades compartidas vienen a la vida de cada uno. Hay que tener mucha paciencia y comprensión para afrontar esta etapa.

  13. María Sánchez Fabián dice:

    Hola guapa. Me ha gustado muchísimo leer tu artículo sobre este tema porque siempre es un poco tabú, la gente no te suele contar este punto de vista de la maternidad con el primer bebé. Besos.

    1. Carolina dice:

      Hola Maria, si que es un tabú la vida en pareja luego del primer hijo y es que nadie te cuenta la verdad de la ma-paternidad ni que todo no es color de rosa. besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.